Repensar la democracia: sobre la desafección ciudadana

La política democrática ha devenido en un ritual donde los procedimientos se dan por supuestos sin que nadie se plantee seriamente innovar en algo. Una democracia inteligente comienza, sin embargo, por no hacer experimentos en el vacío y por adoptar todas las cautelas necesarias. Pero también por tomar nota de qué es lo que no funciona. Y aquí salta a la vista que el problema principal reside en la creciente desafección de los ciudadanos hacia la clase política, la falta de confianza en el liderazgo.

Fernando Vallespín, La democracia estúpida, El País, 13 de octubre de 2011

Anuncios

Acerca de José Carbonell

Abogado y Politólogo. Master en Políticas Públicas, The Johns Hopkins University-UPF. Candidato a Doctor en Ciencias Políticas y Sociales (Universitat Pompeu Fabra). Candidato a Doctor en Economía Pública (UNED). Profesor de la Facultad de Derecho UNAM. Consultor.
Esta entrada fue publicada en Frases, Imprescindibles, Política, Social, Tendencias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s