¿Cómo nos transportamos para ir a trabajar? México y su adicción al coche

Fuente: www.oecd.org

Anuncios

Acerca de José Carbonell

Abogado y Politólogo. Master en Políticas Públicas, The Johns Hopkins University-UPF. Candidato a Doctor en Ciencias Políticas y Sociales (Universitat Pompeu Fabra). Candidato a Doctor en Economía Pública (UNED). Profesor de la Facultad de Derecho UNAM. Consultor.
Esta entrada fue publicada en Numeralia, Social. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Cómo nos transportamos para ir a trabajar? México y su adicción al coche

  1. La adiccion al coche es producto de politicas publicas erroneas que generan situaciones de inequidad que nos deberian de causar verguenza. Grandes cantidades de recursos publicos fiscales que paga toda la poblacion se destinan a subsidiar el uso del auto al sector mas rico de la poblacion, en una aplicacion regresiva de recursos que tendrian una rentabilidad social mas equitativa y mas productiva aplicados a dotar de infraestructura sanitaria y de agua potable a comunidades que no lo tienen, a dotar de servicios medico y hospitalarios en las comunidades que carecen de ellos, a crear los sistemas de transporte publico en las grandes ciudades del pais para disminuir los tiempos de trayecto y disminuir los congestionamientos, etcetera.
    El gobierno ha privilegiado las inversiones viales que favorecen al coche en detrimento de las inversiones necesaria para crear los sistemas de transporte publico urbano modernos, organizados, programados y coordinados de manera centralizada para lograr el optimo aprovechamiento de los activos y obtener economias de escala para ofrecer un mejor servicio al usuario, que esta en los sectores medios y los mas pobres de la poblacion.
    El gobierno subsidia absurdamente las gasolinas con una cantidad estratosferica de pesos, en beneficio del sector mas rico del pais en detrimento del mas pobre.
    El gobierno desaparece el impuesto a la tenencia, impuesto absurdo, y no lo sustituye con un impuesto ambiental o derecho de uso de la infraestructura fisica y administrativa que necesita el auto para su uso – para internalizar la totalidad de los altos costos sociales y economicos que las muchas externalidades negativas del auto generan.
    El gobierno desatiende el problema de salud publica que representan las discapacidades fisicas temporales o permanentes y las muertes consecuencia de accidentes de transito y las enfermedades causadas por la contaminacion ambiental causada preponderantemente por el automovil.
    El gobierno al planear el desarrollo urbano descuida la planeacion de la movilidad urbana y ve unicamente por las necesdidades de la movilidad individual en auto, ignorando el trasnporte publico, la movilidad en bicicleta y la movilidad peatonal en una escala de valores inversa a lo que debe ser, ya que la ciudad son su habitantes y los autos, la calle y el espacio publico es de los peatones quienes lo pueden compartir con los ciclistas con el transporte publico y al final con el automovil.
    El gobierno controla la publicidad y los puntos de venta del tabaco y aplica impuestos muy altos a la industria del tabaco justificandose en los daños a la salud, y sin embargo no aplica la misma justificacion a la industria del automovil que causa directamente mas muertes que el tabaco y muchas mas discapacidades, con sus correspondientes costos hospitalarios y costos sociales e indirectamente gastos de salud por las enfermedades causadas por las emanaciones y la contaminacion del aire, del suelo y la auditiva.
    Es momento de cambiar radicalmente el paradigma de movilidad del auto individual al transporte colectivo y medios no motorizados. Es momento de meter el freno y aplicar las medidas adecuadas para hacer que el uso del auto sea cada dia mas costoso en terminos monetarios y en terminos de incomodidad y molestia causados por los congestionamientos, y es momento de eliminar todos los subsidios al uso del auto y redirigir todos estos recursos a cargo del uso del automovil para la creacion de los sistemas de transporte publico urbanos, la recuperacion del espacio publico para el peaton, la creacion de infraesttructura urbana y suburbana para la bicicleta y el transporte publico interurbano ferroviario, que descongestione las carreteras y los aereopuertos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s