Algunas claves sobre la “revolución árabe”

Además de una brecha social (véanse los aumentos en el índice de Gini) y de una brecha política (todos los países de la región suspenden los test democráticos y cunde el hastío hacia la clase política), en estos levantamientos populares observamos una brecha generacional. Los jóvenes que estos días se han manifestado y también aquellos que lo han retransmitido desde sus cuentas de Facebook y Twitter tenían un enemigo común: unos regímenes autoritarios, personalistas y envejecidos.

Esto contrasta con la juventud del resto de la población. Actualmente, cerca del 60% de la población en Oriente Próximo y el norte de África tiene menos de 30 años y la edad media ronda los 25. En algunos casos extremos, como Yemen, se sitúa en los 19. Buena parte de los que han hecho caer a Mubarak y Ben Ali son hijos del boom demográfico que se produjo entre mediados y finales de los ochenta.

Extracto de Desarrollo, juventud y revuelta

Acerca de José Carbonell

Abogado y Politólogo. Master en Políticas Públicas, The Johns Hopkins University-UPF. Candidato a Doctor en Ciencias Políticas y Sociales (Universitat Pompeu Fabra). Candidato a Doctor en Economía Pública (UNED). Profesor de la Facultad de Derecho UNAM. Consultor.
Esta entrada fue publicada en Internacional, Social. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s