Gobernar sin mayoría

Desde 1997 el país ha vivido bajo un gobierno dividido. En cinco elecciones consecutivas los electores han resuelto que el Ejecutivo no tenga una mayoría legislativa afín. Es en este contexto que varios actores políticos afirman que existe una parálisis que tiene a México postrado.

Por esta razón el Presidente de la República presentó una iniciativa que abrió el debate sobre la reforma política, seguida por las respectivas propuestas de los partidos. En los diferentes proyectos, destacan dos diagnósticos totalmente opuestos.

Una primera visión sostiene que la parálisis debe resolverse mediante la creación de una mayoría parlamentaria del mismo partido que el Ejecutivo: para ello propone la manipulación de las reglas, en beneficio del partido más votado. Este diagnóstico es compartido por el Presidente Calderón, por algunos diputados del PRI y por el gobernador del Estado de México.

El Ejecutivo quiere forzar la construcción de esa mayoría, reduciendo el número de partidos en el Congreso, y a través de la celebración de las elecciones legislativas el día de la segunda vuelta electoral (lo cual beneficia claramente a los dos principales partidos políticos, y sobre todo al de quien resulte Presidente). Por su parte, los diputados del PRI quieren eliminar los candados que impiden la sobrerrepresentación. Quieren abrir la puerta para que un partido que obtenga un 35 por ciento de los votos pueda controlar el Congreso.

El problema con este diagnóstico es que busca crear una mayoría parlamentaria que en realidad no tiene sustento en las preferencias electorales de la sociedad. Puede ser efectiva para gobernar, pero no representa el pluralismo político nacional, por lo que resulta excluyente. Además, al tratarse de gobiernos minoritarios –que artificialmente cuentan con una mayoría en el Congreso—, se genera inestabilidad en las políticas públicas y en la legislación, ya que existe una gran posibilidad de que cuando llegue al poder un partido diferente, cambie la orientación de dichas políticas. En este sentido, la experiencia internacional muestra que los países que han alcanzado un mayor nivel de desarrollo son aquellos que tienen políticas públicas pensadas para el largo plazo.

Tampoco hay que olvidar que el Congreso no sólo hace leyes, sino que es el encargado de vigilar al Poder Ejecutivo, por lo que al existir una mayoría afín al presidente, este control resultaría inoperante o bastante limitado.

El segundo diagnóstico sostiene, por su parte, que el gobierno dividido no es el problema. El punto central tiene que ver con cómo se gestiona la política y cómo se relacionan los Poderes entre sí. Propone establecer un vínculo mucho más estrecho y fluido entre el Congreso y el Ejecutivo, y alcanzar los pactos necesarios mediante el trabajo conjunto. Si bien las acuerdos son más lentos –ya que hay que trabajarlos más—, la legislación y las políticas públicas resultan más estables y predecibles en el largo plazo –con los respectivos beneficios—, y mucho más incluyentes desde el punto de vista social. Esta postura la compartimos varios analistas y en buena parte los Senadores del PRI.

Los dos proyectos están sobre la mesa y serán discutidos en el Congreso. Las reformas que puedan salir de este debate son fundamentales para el futuro del país. No las dejemos exclusivamente en manos de los políticos.

Publicado el 29 de marzo de 2010, en el Periódico Excélsior.

Anuncios

Acerca de José Carbonell

Abogado y Politólogo. Master en Políticas Públicas, The Johns Hopkins University-UPF. Candidato a Doctor en Ciencias Políticas y Sociales (Universitat Pompeu Fabra). Candidato a Doctor en Economía Pública (UNED). Profesor de la Facultad de Derecho UNAM. Consultor.
Esta entrada fue publicada en Política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s